Blog

La hemorragia de la corrupción

España, y particularmente Andalucía, siguen dando muestras de que están en forma en lo que a corrupción política se refiere. En esta ocasión, las ya tradicionales imágenes del Ayuntamiento ‘tomado’ por la policía, el alcalde esposado o los ciudadanos chillando a las puertas de la ‘casa de todos’ se dieron ayer en El Ejido, una localidad almeriense que tiene una de las rentas per cápita más altas del país. Digo tradicionales porque en los últimos años casos como éste llenan las portadas de los periódicos: Marbella, Estepona, Alhaurín el Grande, Manilva, Andratx, Palma de Mallorca, Telde, Mogán, Seseña…

Esta larga nómina de casos es desilusionante para los ciudadanos que creen aún en la política y en la gestión con manos limpias. Es, cuanto menos, desalentador que, cada varios meses, se destape un caso en el que empresarios sin escrúpulos, alcaldes con una ética distraída y otros cargos que miran para otro lado se repartan el dinero público como si del Monopoly se tratara. Ahora llegarán algunos entendidos en la materia que se atreverán a aludir a dos causas, a cada cual más curiosa: que estas situaciones son consecuencia de la mala financiación de los ayuntamientos y de la necesidad de una normativa para las administraciones locales y que los que roban dinero de las arcas públicas lo hacen porque sus sueldos son demasiado bajos, algo que los tienta sobremanera…

Entretanto, la hemorragia de la corrupción que sufre la democracia española sigue haciendo estragos…

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!