Blog

‘Show me the money’: ¿Por qué el dinero no debería ser un tabú para periodistas?

Dinero-Periodismo

Reconozcámoslo. Es un tabú, una de esas palabras sucias, incómodas, cargadas de connotaciones negativas (¿‘vender’ o ‘venderse’?). Entre los que ejercemos el oficio del periodismo, el dinero no es, precisamente, algo de lo que se soliera hablar con asiduidad. Para eso ya estaba el departamento comercial que, por supuesto, tenía que estar lo más lejos posible de la redacción.

Siempre pensamos que nuestro trabajo era informar y trabajar en contar historias que explicaran lo que ocurría a diario en un mundo, cada vez, más complejo. El resto (ingresos, gastos, modelos de negocio…) era un ‘trabajo sucio’ para el que siempre había alguien y del que nosotros nunca éramos responsables.

Pero dio la casualidad de que ese modelo entró en una profunda transformación. La tormenta perfecta, formada por tres grandes crisis, ha cambiado el horizonte. Ahora, muchos profesionales no pueden esperar su oportunidad, sino que tienen la obligación de crearla; no deben esperar a la iniciativa de los demás, sino que han de tomarla si no quieren perder pie. En la forma que sea: como freelance, intentando ejercer de manera independiente; como fundadores de un nuevo medio…

[LEER TAMBIÉN: Las lecciones aprendidas con un medio digital hiperlocal]

Y para ello, como comprenderás, esos prejuicios de otros tiempos pierden mucho de su sentido. Esos tupidos velos al hablar de dinero deben dar paso a un profesional que ha de tomar las riendas, todas las riendas. También las que tienen que ver con la sostenibilidad de este negocio y con la posibilidad de ganarse la vida con él de forma honesta y honrada.


Un modelo de negocio

Y al tomar esas riendas, hay que hablar de modelos de negocio. No de varitas mágicas, sino de ingresos, de vías para lograr la financiación necesaria con la que abordar el día a día. La publicidad, los servicios profesionales, las suscripciones… ¿Qué hará mi negocio rentable o, al menos, sostenible? Es la única manera de seguir siendo útiles. Sin ello, no habrá periodismo, por mucha pasión y profesionalidad que haya.

Y en esta tarea, hay una figura que, en demasiadas ocasiones, se desprecia entre los proyectos emprendedores colectivos: el director comercial. Que los periodistas tengamos que conocer los entresijos económicos, no implica prescindir de un profesional que nos ayude a diseñar estrategias, a mejorar la visibilidad del negocio, a buscar nuevos nichos y a ejecutar los planes con ciertas garantías.

En este punto, como en otros muchos, los freelance lo tienen sencillo y difícil a la vez: ellos deben ser los responsables de su estrategia comercial y los que, a la postre, la ejecuten. Pensar cuáles serán sus principales fuentes de ingresos, cómo las diversificarán, qué harán para dar a conocer su trabajo y sus servicios…


Las cuentas de resultados

Y al hablar de modelos de negocio, hay también que hacerlo de ingresos y de gastos. De cuentas de resultados. Hay que hablar de estructuras de costes controladas, que hagan más fácil la sostenibilidad del negocio. Hablar de estrategias para unir fuerzas con otros y combatir así la debilidad del pequeño.

Hay que hablar de las temidas pérdidas y de cómo intentar salir de ellas. De que se hará cuando las cosas no vayan como se esperaban y los euros no lleguen con la intensidad prevista. De cuál es ese punto en el que es mejor desistir antes de que sea demasiado tarde.

Pero también hay que hablar de beneficios, de sueldos controlados y acordes entre los directivos, de objetivos empresariales a medio plazo y de cómo conseguirlos, de clientes y su necesaria diversificación en el tiempo, de las ventas y los precios de lo que ofrecemos, de las estrategias comerciales para darlo a conocer y hacerlo más atractivo…


Remangarse y actuar

Toca, simplemente, remangarse. Hablar (y actuar) sobre ese tabú que tanto hemos evitado en los últimos tiempos. Porque esa es la única forma de seguir adelante en este oficio en el que se acabó el tiempo de esperar.

Los tiempos requieren que se tome la iniciativa en el periodismo. Y para ello, como comprenderás, también hay que dejar a un lado esos prejuicios. Sin ser rentables o, al menos, sostenibles, es difícil que podamos hablar de independencia, de honestidad… Y de periodismo.

Si te ha gustado este artículo y crees que puede ser interesa a tus seguidores, ¡compártelo en las redes sociales!

(Créditos: Imagen)

[rb_blank_divider width=”1/1″ el_position=”first last”] [rb_line icon=”con-megaphone” title=”Para no perderte nada” subtitle=”Suscríbete al envío por correo del contenido” link_url=”http://eepurl.com/FPiXX” link_label=”¡Quiero suscribirme!” link_target=”_blank” width=”1/1″ el_position=”first last”]

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!