Blog

Guía para el Periodista Freelance (I): Los primeros pasos legales, con Remo

Freelance

Ha llegado el momento. Tomaste la decisión. Quieres iniciar la particular batalla como periodista freelance. Pero, ¿por dónde empezar?

Los primeros pasos son ‘legales’. Los ‘papeleos’, las cifras, las obligaciones fiscales… Muchas son las dudas. Y para resolverlas está el primer capítulo de la Guía para el Periodista Freelance de la mano de Remo, asesor y director de iAsesoria.com y editor de varios blogs económicos de Weblogs SL.


Primer mes de trabajo. Las facturas apenas suman 300€ al mes. ¿Hay que darse de alta por obligación?

Diferenciemos primero que hay “dos altas”. Es decir, por un lado está el alta fiscal que se realiza ante Hacienda y que, en principio, no tiene un coste fijo mensual pero que es obligatoria para poder emitir una factura. Y por otro lado está la Seguridad Social y el alta en autónomos.

El problema está en la Seguridad Social puesto que la ley es estricta. Desde el momento en  que se cursa el alta en Hacienda, estamos obligados a cotizar en autónomos sin excepción. Existen varias sentencias del Tribunal Supremo que hacen hincapié sobre la habitualidad que se presta para estar de alta en autónomos y el volumen de ingresos mensuales referenciados al SMI, pero siempre ha sido necesario recurrir a los Juzgados de lo Social frente a la Seguridad Social para lograr este reconocimiento de no cotización en el RETA.


El límite de los 3.000 euros al año para darse de alta como autónomo es uno de los muchos bulos que circulan por la red


¿Se puede facturar sin estar dado de alta en RETA? ¿Es ‘legal’ el tope máximo de 3.000€ al año?

El límite de 3.000 euros al año es uno de los muchos bulos que circulan por la red, dado que este límite viene impuesto por una declaración anual que tienen que realizar las empresas, que es el modelo 347. En esta declaración que presentan las empresas, comunican a Hacienda todas las operaciones de compras y ventas anuales superiores a 3.000 euros identificando con NIF estas compras o ventas.

Por tanto, el “bulo” se apoya en la base de que si tú no llegas a 3.000 euros con un cliente, no tienes que darte de alta, puesto que Hacienda no se entera.

Respecto al RETA, el sentido común indica que si no se presta un servicio habitual (por ejemplo vendo 3 fotos al mes o hago 5 colaboraciones con un medio) y el volumen de ingresos no llega al SMI, se puede obviar este alta en el RETA pero no en Hacienda, teniendo siempre presente que frente una inspección de la Seguridad Social vamos a terminar en una demanda judicial porque la ley no contempla excepciones.


¿Cabe la posibilidad de acumular facturas sin cobrar y hacerlo al darse de alta un solo mes?

Eso es fraude de ley; es decir, lo hace mucha gente pero las altas y bajas alternas en el RETA (por ejemplo 2 meses al año), pueden ser inspeccionadas con facilidad y demostrar que todo el trabajo se ha realizado durante los meses de alta y que no existe operación de tracto sucesivo que se haya derivado la facturación a los meses de alta.


 Acumular facturas sin cobrar y hacerlo al darse de alta como autónomo durante un solo mes es fraude de ley


¿Se puede compatibilizar con la prestación por desempleo?

Sí, es una de las pocas mejoras que se han introducido de apoyo a los emprendedores y al autoempleo. No obstante, hay que cumplir unos requisitos de duración de prestación por cobrar y permanencia en autónomos. Antes de tramitar esta alta simultaneando con desempleo, aconsejo que cada caso sea confirmado en la oficina de empleo de su comunidad.


¿Y con un contrato en régimen general?

Sí, siempre y cuando no tenga excepciones contractuales o exclusividad con su trabajo por cuenta ajena. Es muy habitual que grandes medios de comunicación hagan contratos de exclusividad a muchos de sus periodistas.


Ser autónomo sí se puede compatibilizar con la prestación por desempleo… Es es una de las pocas mejoras que se han introducido de apoyo a los emprendedores y al autoempleo


¿Cuáles son los trámites básicos que se debe seguir para darse de alta?

Primero: alta en Hacienda, determinando el tipo de actividad que se va a realizar y las obligaciones fiscales que se tienen. El alta en Hacienda se cursa cumplimentando una declaración censal que se denomina modelo 037 ó 036 si se van a realizar operaciones intracomunitarias.

Segundo: alta en la Seguridad Social en el régimen de autónomos, o bien alta en alguna mutua o colegio profesional que sea equivalente a la cotización en autónomos.

Tercero: si necesitamos licencias específicas para ejercer nuestra actividad, debemos solicitarlas, ante la comunidad autónoma o el ayuntamiento.


¿Cuáles son las obligaciones legales como freelance?

Como norma general, un freelance es un autónomo profesional que emite sus facturas con retención si trabaja para otras empresas dentro de España. En estos casos, las obligaciones periódicas son:
Pago de su cuota de autónomos o cotización por colegio profesional mensualmente.
Presentación trimestral de la declaración de IVA si su actividad está sujeta al impuesto y no exenta.
En el caso de que sus ingresos no estén sujetos a retención en más de un 70%,  tiene que realizar también un pago trimestral a cuenta de su impuesto sobre la renta de las personas físicas.
En el caso de que tenga facturas con retención (alquileres de locales o que cuente con otros proveedores que sean profesionales como él), tiene que ingresar dichas retenciones trimestralmente.
Declaraciones anuales de resumen de IVA, de operaciones intracomunitarias si las tiene y por supuesto la declaración de la renta, que es obligatoria si tiene actividad económica.


Remo-Def


Avanza la actividad y se da la circunstancia de que una sola empresa concentra el grueso de la facturación… ¿Qué hacer?

Este caso es muy común dentro de freelances. El sentido común dice que diversificar, pero no siempre es posible. Como mínimo, no cerrarse otras puertas con otros clientes, firmar un buen contrato mercantil y asegurarnos los cobros en plazo puntual.


¿Dónde está el límite legal de los autónomos dependientes para evitar que sean los sustitutos de un contratado en régimen general?

El falso autónomo es una figura que se ha vuelto tristemente habitual. El límite no está básicamente en la ordenación laboral (si se reciben órdenes directas o no) durante la elaboración de los trabajos o si se es independiente tanto en los medios materiales necesarios para realizar un trabajo como en la supervisión de dichos encargos durante su proceso de realización.

Por desgracia, la situación actual es esta: muchas empresas controlan completamente el proceso de creación del producto o servicio de freelance, los medios materiales son de la empresa pero el trabajador es un autónomo, cuando debería ser un trabajador por cuenta ajena con contrato laboral.

La línea divisoria entre un autónomo dependiente de un falso autónomo es una línea legal realmente difusa y ambigua. La regulación del Estatuto del Trabajador Autónomo no define claramente qué es un autónomo dependiente y emplaza a que será autónomo dependiente todo aquel que no se encuadre dentro del régimen general de la Seguridad Social. Esto es una “probatio diabólica” puesto que corresponde al trabajador contratado como autónomo dependiente probar que la relación como tal no existe y que debe ser calificada como trabajador por cuenta ajena, siendo bastante complicado hacer esta demostración en muchos casos.


Si tu beneficio anual supera los 40.000 // 45.000 euros, la figura de la sociedad comienza a ser muy planteable


Mi facturación crece… ¿Me mantengo como freelance o creo una sociedad para concentrar en ella la actividad?

Si tu beneficio anual supera los 40.000 // 45.000 euros, la figura de la sociedad comienza a ser muy planteable por mera economía fiscal.


Llega el final del primer año, pero mi facturación no ha sido muy alta. ¿Debo hacer la declaración de la renta? ¿Cuál es el límite?

En el caso de freelance con actividad económica, la presentación de la declaración de la renta es obligatoria si tenemos un rendimiento neto superior a 1.000 euros/año o pérdidas superiores a 500 euros/año.

No obstante, si nuestros ingresos están sometidos a retención o queremos aplicar alguna deducción concreta, siempre nos va a interesar presentar la declaración de la renta.

[rb_blank_divider width=”1/1″ el_position=”first last”] [rb_box style=”light” width=”1/1″ el_position=”first last”]

Este es sólo el primer capítulo de la Guía para el Periodista Freelance, en la que se desgranarán, con la ayuda de especialistas, los principales aspectos a tener en cuenta para lanzarse a la aventura de ejercer como independiente.

La publicación de cada capítulo será semanal. Así es que, ¡no pierdas detalle!

Y si te gustó esta primera aportación, ¡no dudes en darla a conocer compartiéndola!

Imagen: Ed Yourdon

[/rb_box] [rb_blank_divider width=”1/1″ el_position=”first last”] [rb_line icon=”con-lamp” title=”En tu correo” subtitle=”Recibe este y otro contenido en tu email” link_url=”http://eepurl.com/FPiXX” link_label=”Suscribirme” link_target=”_blank” width=”1/1″ el_position=”first last”] [rb_blank_divider width=”1/1″ el_position=”first last”]

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!