Blog

Guía para el Periodista Freelance (IV): Las herramientas y la formación, con Ramón Salaverría

Guia-para-el-periodista-freelance-herramientas

Primero fueron los aspectos económicos y legales. Después, el modelo de negocio para hacer sostenible la actividad. Y ahora, abordamos en un nuevo capítulo de la Guía para el Periodista Freelance un aspecto decisivo en el día a día del profesional: el dominio de las herramientas y la formación. Lo hago de la mano del profesor de la Universidad de Navarra Ramón Salaverría.

Itinerarios formativos, idiomas, herramientas indispensables para el desarrollo de un periodista freelance… Todos estos temas en este cuarto capítulo. Comenzamos.


¿Están los jóvenes periodistas correctamente formados para ejercer de manera independiente el oficio?

No creo que sea un problema de déficit de formación, destrezas o técnicas, sino sobre todo un problema de actitud de los periodistas. Me parece que los estudiantes universitarios en general tienen un cierto espíritu funcionarial. Me da la sensación de que muchos universitarios vienen con la idea de encontrar un puesto en algún lado y eso me parece que casa mal con el nuevo modelo de periodismo en el que, cada vez más, cada uno se debe sacar las castañas del fuego.

A esto se une otro factor que ha sido la inflación tan desmedida de facultades de Periodismo que ha producido que el volumen de graduados sea desmesurado con respecto a la demanda existente. Es una especie de círculo vicioso.

Pero por resumir, creo que habría que tender a reforzar los conocimientos intelectuales. Digamos, la personalidad del periodista más que un tipo de destreza práctica concreta que, aún siendo necesarias, no me parece lo fundamental. Un buen periodista freelance se caracteriza más por valores que por conocimientos.


¿La formación universitaria es suficiente para el necesario cambio de mentalidad entre los periodistas?

Depende también. Habrá cursos mejores y peores. Pienso que la calidad de la enseñanza universitaria en el Periodismo y en otras disciplinas es perfectamente homologable con otros países occidentales. No me parece que el problema sea de calidad.

El problema está en el hecho de considerar que sólo es responsabilidad de la universidad el formar ese tipo de espíritu en los periodistas. Desarrollar esa independencia, esa autonomía a la hora de funcionar es algo que no se inculca únicamente en la universidad y tendría que venir desde más atrás. Desde la escuela, la familia.

Siempre se ha dicho que una de las peculiaridades de los jóvenes de España es esa falta de espíritu emprendedor. Ese gregarismo, ese adocenamiento. Creo que toda la formación (también en la universidad) está basada en un cumplimiento en una serie de mínimos más que en la invitación a que el joven desarrolle su propia identidad y su propia independencia.

No es tanto una cuestión de la enseñanza universitaria solo, aunque también, sino más bien de todo el sistema educativo de los jóvenes.



¿Qué habilidades (o actitudes) especiales necesita un periodista freelance?

En la medida en la que el trabajo lo realiza de manera autónoma, debe desarrollar cualidades que tienen que ver con esa autonomía:

Originalidad a la hora de idear temas. Hay jóvenes periodistas que están pendientes de lo que les mandan. Si tú eres un periodista que no toma la iniciativa a la hora de buscar sus temas, difícilmente vas a tener oportunidad para desarrollar tu carrera como freelance.

Un espíritu independiente, arrojado. Hay que tener un espíritu más de reportero que de redactor. Un freelance tiene más de salir a la calle, de patear, de buscarse sus fuentes, de establecer contactos a través de fórmulas digitales.

– Y en tercer lugar, los conocimientos de empresa. Es un factor relevante cuando se funciona de manera autónoma.


¿Qué lugar deberían ocupar los idiomas para un independiente?

El lugar es absolutamente fundamental e irremplazable. Aunque sí señalaría un matiz. Habitualmente, cuando se habla de aprender idiomas, se suele hablar de los extranjeros lo cual es absolutamente pertinente. El inglés es insoslayable, insustituible, e, incluso, si fuera posible sería bueno conocer otro tipo de idiomas en función de las áreas en las que se trabaje.

Pero en muchas ocasiones solemos olvidar que nuestro propio país es plurilingüístico y creo que para un periodista que tiene la intención de manejarse en distintos puntos de España, sería bueno por lo menos familiarizarse con los idiomas vernáculos (gallego, euskera, catalán). Es un tipo de conocimiento muy enriquecedor. Nos abriría un poco las orejeras que solemos llevar puestas.



Los MOOC (Massive Open Online Course), ¿son una opción interesante para continuar la formación?

Más que una alternativa diría que es un complemento. Los MOOC y la formación online en general es una fórmula que se está empezando a incorporar dentro de la oferta formativa. Nosotros, en la Universidad de Navarra, lo hemos hecho a título meramente experimental y me he quedado muy sorprendido con el resultado. Ha sido un trabajo interesante.
Pero, ya digo, únicamente con esta oferta no basta. Es un complemento y no un sustitutivo.


salaverria-guia-freelanceLos MOOC y la formación online en general es interesante, peroúnicamente con eso no basta; es un complemento y no un sustitutivo


Destacaría cinco habilidades necesarias en un freelance: el dominio de dispositivos móviles, de herramientas de comunicación online, de búsquedas, de las redes sociales y de las bases de datos


Me da la sensación de que los graduados de Periodismo somos personas que pensamos que el día que se nos entrega un título, ya no tenemos que aprender nada más sobre nuestra profesión. Hay una falta de voluntad de actualización, algo que en otras profesiones liberales lo tienen clarísimo




¿Cómo diseñar un itinerario formativo acertado para un freelance?

La verdad es que en Internet tenemos mucho más conocimiento del que podemos llegar a apropiarnos. Basta tener una cierta dominio de idiomas para que te puedas pasar siete vidas aprendiendo de lo que está disponible en la red. Hay cosas mejores y cosas peores. Pero el problema no es el acceso al conocimiento, pues nos desborda.

El problema tiene que ver con el desarrollo de una serie de actitudes. Me parece que aquí el hecho de poder desarrollar las cualidades que a uno le hacen autónomo es lo realmente interesante.

En ese sentido, en algunas asignaturas tratamos de ponerlo en práctica. Hay dos modalidades de aprendizaje. Uno expositivo: comunica una serie de conocimientos. Y otro basado en la realización de proyectos. En que sea el propio alumno, a través de su actividad, el que vaya descubriendo el conocimiento. Se va dando cuenta de las herramientas que debe dominar, las ideas que debe desarrollar. Y en ese caso, el profesor más que una figura que transmite el conocimiento es una persona que acompaña en el camino.

Particularmente, para el desarrollo de este espíritu autónomos este último es un tipo de aprendizaje interesante.

Si tuviera que hablar de itinerario formativo, yo casi que hablaría de que el itinerario formativo debería tener presente el aprendizaje en algunos casos a través de la realización de proyectos.


Teniendo en cuenta la evolución que se espera en la profesión periodística, ¿qué habilidad no debería faltar en un freelance?

Podría señalar un total de cinco:

– Una que tiene que ver con el domino de los dispositivos móviles. Un periodista freelance no puede ser una persona que esté de espaldas a la tecnología. No significa que tenga que estar utilizando la última tecnología más puntera. Pero sí debe dominarla.

– El domino de las herramientas de la comunicación online. Que sea una persona que se maneje con facilidad a la hora de poder comunicarse con otras personas y dar a conocer su información. A los jóvenes, por norma general, es algo que le viene dado. Pero hay muchos periodistas con cierta trayectoria que no tienen ese dominio.

– Las búsquedas y la documentación. Muchos usuarios de internet piensan que tiene un dominio avanzado de esos recursos cuando tienen un dominio básico y rudimentario. No se trata de tener Google en favoritos del navegador y poner tres palabras. Se trata de hacer búsquedas avanzadas, tratando de encontrar lo que tú desees, en la fecha que quieras, en el formato que te interese, en el lugar que se encuentre. En este sentido, puedo afirmar que los periodistas españoles tienen un déficit de formación aquí absolutamente flagrante.

Las redes sociales. Por parte de los jóvenes se utilizan como puro entretenimiento. Pero si uno pretende dedicarse al periodismo de manera autónoma, es fundamental que sepa manejarse en las redes sociales con profesionalidad. Entenderlo como un escenario natural para dar a conocer su información, divulgarla.

– Todo lo que tiene que ver con el manejo de bases de datos. Estadísticas, demográficas, económicas… Estar familiarizado con lo que se conoce como la ‘Internet invisible’ para poder obtener contenido relevante para elaborar información original es también una destreza técnica que es exigible.


La recopilación de herramientas digitales en salverria.es ha sido tradicionalmente una guía interesante para profesionales… Con tu experiencia, ¿cuáles son los ‘frentes’ que deben tener cubiertos en cuanto a conocimiento de herramientas se refiere?

Puestos a señalar algunas, una de las más claras es el buscador de Google de manera profesional. Luego están las que tienen que ver con el archivo online, los recursos en la nube. Son herramientas fundamentales porque entre otras cosas te aporta seguridad de que no vas a poder el trabajo, que lo vas a tener disponible en cualquier momento.


La de periodista es una profesión donde el reciclaje y la actualización de conocimientos no está muy arraigada… Teniendo eso en cuenta, ¿recomendaría hoy por hoy el estudio de un máster?

Lo primero es confirmar esa impresión. Me da la sensación de que los graduados de Periodismo somos personas que pensamos que el día que se nos entrega un título, ya no tenemos que aprender nada más sobre nuestra profesión. Es más, muchos de los alumnos llegan a la facultad pensando que no tienen que aprender nada allí, que ya vienen con todo sabido.

Hay una falta de voluntad de actualización, algo que en otras profesiones liberales lo tienen clarísimo. A lo largo de toda su carrera vital van a tener que actualizarse en conocimientos, herramientas, destrezas…

Pienso que el cambio tecnológico tan brutal que ha tenido lugar en los últimos años ha quitado parte de esa seguridad que antes existía. Si comparamos los graduados de hace veinte años y los actuales, muchos tienen claro que necesitan seguir dominando herramientas.

La formación continua por parte de los periodistas es algo necesario. Muy particularmente, en herramientas avanzadas: visualización de datos, bases de datos…

Yo diría que desde una especialización temática (economía, deportes, cultura…) debería hacer una especie de barrido de cuáles son las fuentes bilbiográficas, factuales, de actualidad informativa, las redes sociales… Todo lo que permite estar enterado de su disciplina. Animaría a que los jóvenes tengan claro que tienen que hacerse con un conjunto de fuentes, herramientas, recursos que sean relevantes para su especialización. Y a partir de ahí avancen.



El periodista independiente ha de organizarse por sí mismo y distribuir sus horas. Teniendo en cuenta las exigencias del día a día, ¿cuánto tiempo debería invertir en su formación?

Es difícil hacer una especie de hacer una especie de regla general que pueda servir para todos los periodistas. Hay gente que es mucho más sistemática a la hora de formarse: dedica los viernes por la mañana sólo a eso. Y hay gente más aleatoria.

La ventaja que tienen las nuevas formas de aprendizaje en internet es que en cualquier momento tenemos la ventana abierta a ese conocimiento. Y siempre y cuando sea más o menos compatible con el sostenimiento económico que es algo que no se puede renunciar, tiene que formar parte continuada.

Es importante la lectura y la participación en foros especializados, encontrarse con colegas…. Ese networking digital es fundamental, para no trabajar aislado.

En mi caso, el hecho de formar parte de distintos foros y demás plataformas, hace que muchas veces reciba gran parte del conocimiento que me resulta útil a través de esas plataformas. Antes cuando no existían las redes sociales, ese acceso a los foros era más habitual. Ahora, digamos que esos foros son más abiertos. Si uno quiere formarse lo que tiene que seleccionar es a la gente que sigue y a partir de ahí poner un poco de su parte.

[rb_blank_divider width=”1/1″ el_position=”first last”] [rb_box style=”light” width=”1/1″ el_position=”first last”]

Este es el cuarto capítulo de la Guía para el Periodista Freelance. Si los anteriores te lo perdiste, puedes visitarlos para conocer los entresijos económicos y legales antes de dar el salto como freelance y para decidir tu modelo de negocio.Si este capítulo te pareció útil y crees que puede serlo para tus seguidores, ¡compártelo!

[/rb_box] [rb_blank_divider width=”1/1″ el_position=”first last”] [rb_line icon=”con-megaphone” title=”En el correo” subtitle=”Suscríbete si quieres recibir contenido en tu correo” link_url=”http://eepurl.com/FPiXX” link_label=”¡Sí, suscríbeme!” link_target=”_blank” width=”1/1″ el_position=”first last”]

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!