Blog

Una sonrisa de satisfacción

Territorio Málaga

La información local importa. Es, quizás, el periodismo al que menos focos se dirigen, el que menos atención recibe y sobre el que menos se debate desde los púlpitos ocupados por los gurús de siempre… Pero, con toda seguridad, es uno de los más (sino el más) importantes para la gente. Sin duda, el que aspira a ser más útil.

La imagen que encabeza este post es la gráfica de visitas de TerritorioMalaga.com, el diario digital hiperlocal del distrito centro malagueño que puse en marcha hace un tiempo. Se cumple un año desde que tuve que dejarlo en suspenso para plantearme otros proyectos y ante la imposibilidad de abordarlo de la manera que se merecía. No fue una decisión fácil, pues esa humilde aportación significó horas de trabajo, esfuerzo, sacrificio e ilusión. Pero en ese momento creí (y lo sigo creyendo) que fue acertada.

Lo dejé en suspenso. No quería cerrar la puerta a retomarlo de nuevo en un futuro, con más apoyos, más ideas y, sobre todo, más recursos. Pero, sí descarté un cierre completo. Con un objetivo: que esas historias no se dejaran de leer.

El balance: casi 6.700 visitas y 9.300 páginas vistas en este año sin actividad. Toda comparación de estas cifras con otros ‘gigantes’ del periodismo es injusta e inútil. Me da exactamente igual. Esa no es la pretensión. Pero, ¿sabes qué es lo que me hace sentir más orgulloso? Descubrir el ‘top 5’ de historias más leídas por la gente en estos meses:

Las horas más bajas de Galerías Goya

La ‘agonía’ de los coches de caballos en el centro

“El Perchel ha pasado de ser un barrio antiguo a uno semiseñorial”

El silencio del barrio de San Felipe Neri

La calle Larios, terreno casi vedado para el comercio tradicional

Ni rastro de corbatas y cargos institucionales, ni del agrio sabor de polémicas estériles (y vergonzosas) entre partidos, ni del característico olor a rueda de prensa enlatada… Simples historias del día a día de los barrios. De la calle.  De la gente. No sé si ese periodismo es sostenible económicamente, ni cuándo volveré a ejercerlo de una manera tan directa (ya sabes, los planes a muy largo plazo sirven de poco). Pero sí parece que el interés de quien está al otro lado de la pantalla sigue ahí.

No me gusta mirar atrás en exceso. Los retos están por delante, no a las espaldas. En mi caso, tengo muchos y apasionantes en este camino ‘independiente’. Pero el de hoy ha sido un ejercicio gratificante. El que te habla, que es y se siente periodista por una incansable vocación y que se levanta por la mañana con la intención de ser útil contando historias, ha esgrimido una pequeña gran sonrisa de satisfacción.

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!